Saltear al contenido principal
968 24 95 27 Encuéntrenos por GPS

Indemnizados con 1.200.000 euros los padres de una niña que nació con graves malformaciones

Condena a la aseguradora de un ginecólogo para que indemnice con 1.200.00 euros a los padres de una niña que nació con malformaciones que se podrían haber detectado durante su gestación.

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado Sentencia (VER SENTENCIA) en el procedimiento tramitado por Ignacio Martínez, letrado adscrito a la Asociación el Defensor del Paciente, mediante la cual se condena a la compañía aseguradora de un ginecólogo a indemnizar a los padres de la niña M. T. Q. por la asistencia ginecológica prestada.

La madre dio a luz en Murcia a una niña con gravísimas malformaciones

Los hechos se remontan al 6 de marzo de 2009, cuando la madre dio a luz en Murcia a una niña con gravísimas malformaciones. En su momento los padres demandaron a la aseguradora del ginecólogo que había controlado el embarazo tanto en la medicina pública como en la privada por entender que había incurrido en negligencia al no haber detectado durante la gestación las patentes y graves malformaciones de la niña, lo que impidió que los padres hubieran optado por la interrupción del embarazo por razones de eugenesia.

El Juzgado de Primera Instancia Nº 10 de Madrid dictó el 1 de marzo de 2012 sentencia en la que estimó parcialmente la demanda y condenó a la aseguradora a indemnizar a los padres con 500.000 Euros más intereses. Posteriormente, la aseguradora recurrió en apelación dicha sentencia, recurso al que se adhirieron los padres solicitando a la audiencia provincial que ampliase la cantidad indemnizatoria al total de lo reclamado, es decir, 1.200.000 Euros, que suponía al tiempo el límite cubierto por la aseguradora.

La Audiencia Provincial de Madrid eleva la indemnización al total de lo reclamado, 1.200.000 euros

Efectivamente, la Audiencia Provincial de Madrid atiende esta petición y eleva la indemnización al total de lo reclamado. Por expresas instrucciones de los padres, y con el fin de proteger lo máximo posible a su hija, no se ofrecen detalles acerca de las malformaciones y enfermedades que padece la pequeña, limitándose a decir que las mismas, como reconoce la sentencia, requieren la constante dedicación de ambos progenitores a su hija, con necesidad de haber tenido que abandonar sus trabajos; además del padecimiento de la familia por el dolor constante de ver sufrir a su hija sin duda ha sido patente para el Tribunal y a ello se ha hecho sensible.

La familia se felicita de que en este caso se haya hecho justicia y que, al menos, la indemnización suponga una solución para su manutención durante los próximos años ante el reto al que se enfrentan.

Este pleito ha sido llevado por D. Ignacio Martínez, abogado especialista en derecho sanitario adscrito a la Asociación el Defensor del Paciente.

Volver arriba