Saltear al contenido principal

Condena de 60.000 euros por un tumor cerebral tras dos operaciones negligentes

Condena de 60.000 euros por un tumor cerebral que los servicios médicos de SEGURCAIXA ADESLAS no extirparon a una joven tras mentirle dos veces seguidas

Resultado de imagen de tumor cerebralPor sentencia (ver adjunto) de 4 de octubre de 2019 del Juzgado de Primera Instancia 36 de Madrid, se estima íntegramente la demanda de M.C.C., con la consecuente condena de 60.000 euros por un tumor cerebral no extirpado por los servicios médicos de la aseguradora médica Segurcaixa Adeslas, más intereses sancionadores y costas.

DOS INTERVENCIONES CRANEALES SIN RESULTADO ALGUNO

Los hechos que han dado lugar a esta sentencia resultan realmente insólitos. El 21 de septiembre de 2010 MCC tenía 17 años. Se le diagnosticó un tumor en el cerebro. Fue intervenida en Sevilla el 18-1-2011 mediante craneotomía para su extirpación. Se le dio el alta a la paciente con la «confirmación» de la extirpación del tumor. Confiada, reanudó su vida normal. Sin embargo, un hallazgo casual reveló el 30 de septiembre de 2011 que en absoluto se había extirpado el tumor. Este, además, permanecía según las imágenes con igual tamaño y localización.

Estupefactos, los padres de la niña recurrieron al cuadro de su seguro médico, Segurcaixa Adeslas. Tenían la intención de que a la joven la interviniera de nuevo otro neurocirujano. Esta vez fue en la Fundación Jiménez Díaz en Madrid. Esta segunda cirugía a cráneo abierto se llevó a cabo el 4 de enero de 2012. En la hoja quirúrgica de la misma el cirujano hizo constar que «el lecho quirúrgico queda completamente limpio». Al dar el alta, de nuevo, se informó de «extirpación aparentemente completa de la lesión». La paciente y su familia volvieron a confiar en esta información y en haber superado la amenaza.

Hasta ese momento y tras dos arriesgadas cirugías, dos neurocirujanos, tres anatomopatólogos y dos radiólogos, daban por hecho en sus informes, cada uno de ellos dentro de los ámbitos de su especialidad clínica, que el tumor ya no estaba en el cerebro de la paciente.

Sin embargo, la madre de la paciente, lega en medicina, no entendía por qué seguía viendo que en las pruebas de imagen de su hija parecía seguir saliendo el tumor. Ante sus sospechas, acudió a otros profesionales. Desgraciadamente, estos le confirmaron en una RM cerebral de 30 de enero de 2014 que, asombrosamente, tras haberle abierto a su hija dos veces el cráneo, el tumor seguía «sin modificación» desde 2010. Por ello tuvo lugar una tercera intervención el 11 de marzo de 2014. Tras esta, finalmente, el tumor quedó extirpado.

DEMANDA CIVIL FIRMADA POR EL ABOGADO IGNACIO MARTÍNEZ

Por estos hechos se incoaron dos procedimientos penales. El primer, en Sevilla, a causa de la primera intervención fallida, el cual sigue abierto. El segundo, en Madrid, por la segunda intervención, el cual fue sobreseído por el fallecimiento del neurocirujano. Resultó entonces imposible la depuración de responsabilidades por la segunda cirugía en vía penal, debido a la muerte del acusado. En consecuencia, la afectada interpuso demanda civil contra Segurcaixa Adeslas como responsable por la negligente actuación de los profesionales de su cuadro médico.

En el juicio declararon los médicos intervinientes —incluido el neurocirujano de la tercera cirugía, única exitosa, radiólogas y patólogo—. Y así lo hicieron también cuatro peritos —neurólogos, neurocirujanos y valoradores del daño—.

SE ESTIMA ÍNTEGRAMENTE LA DEMANDA

…la rotundidad del testimonio del Dr […] neurocirujano que efectuó la tercera intervención, sus explicaciones en cuanto a los posibles fallos habidos en las actuaciones previas, corroboradas por la testifical de la radióloga Dra. […] y por el informe comparativo elaborado por ella junto con el Dr. […] (doc. nº6 de la demanda), así como el dictamen pericial elaborado por la Dra. […] (doc. nº11 demanda), ratificado en el acto de la vista, en el que se concluye que

“Por todo lo anterior, y sobre todo por el análisis de las imágenes de todas las RM anteriores, se puede concluir que el tamaño del cavernoma era exactamente igual desde su diagnóstico en 2010, tampoco en la segunda intervención se extirpó el cavernoma, con la consiguiente mala praxis manifiesta, volviéndose a faltar nuevamente a la verdad al informar de: “extirpación aparentemente completa”, de repetida persistencia de “pequeño resto”, y de “posibles restos de sangrado” consecuencia de la intervención. El cavernoma permanecía exactamente igual en tamaño y localización a los estudios previos, con lo cual se mintió tanto en informe quirúrgico, como anatomopatológico, como en estudios de R.M. posteriores”,

no  han resultado en modo alguno desvirtuadas por la prueba propuesta por la parte demandada.

…En definitiva, pese a las explicaciones y a las valoraciones médicas diversas en cuanto a la segunda intervención y su resultado, lo cierto es que la actora precisó de una tercera intervención para la extirpación definitiva del cavernoma, con el consiguiente riesgo para su vida, lo que permite concluir que la demandante no recibió la atención médica adecuada ni esperada, en atención a su diagnóstico, con errores de valoración y de resultado contrarios a la lex artis, lo que conlleva la estimación de la demandada.

El letrado del procedimiento ha sido Ignacio Martínez, abogado especialista en derecho sanitario y colaborador externo de la Asociación el Defensor del Paciente.

 

ENLACES DE PRENSA RELACIONADOS

ANTENA 3: Indemnizan a una joven a la que no extirparon un tumor cerebral tras someterse a dos operaciones

LA SEXTA: Dos médicos engañan a una menor al decirle que le habían extirpado un tumor cuando seguía con él

Condena a Adeslas por mentir dos veces a una paciente sobre la extracción de un tumor

Engañan a una chica de 17 años de Madrid diciéndole que le han extraído el tumor cerebral

Condena de 60.000 euros por no extirpar un tumor cerebral tras dos operaciones, una de ellas en Sevilla

Volver arriba