Saltear al contenido principal

Acuerdo de 95.000 euros por negligencia en cirugía de espalda

ES INDEMNIZADO UN PACIENTE CON 95.000 EUROS POR DAÑOS EN UNA CIRUGÍA DE ESPALDA

Con fecha 10 de diciembre de 2021 se ha presentado entre las partes un acuerdo ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, por el que se pide el archivo del procedimiento judicial tras indemnizar con 95.000 euros a un paciente por daños secundarios a una cirugía de espalda. El abogado del procedimiento ha sido Ignacio Martínez.

Los hechos tuvieron su inicio en 2016, y básicamente se resumen en que un paciente fue intervenido de espalda por la sanidad pública murciana, y a resultas de ello sufrió infección y otros daños por los que tuvo que ser reintervenido y ha quedado con secuelas.

El 16/10/2016 J.M.V., paciente murciano de 52 años de edad entonces, fue sometido a una cirugía de espalda – interlaminotomía + flavectomía y foraminectomía bilateral de espacios L3L4 y L4L5 e implantación de dispositivos diam en L3-L4 y L4-L5- en un centro concertado del SMS, tras la cual presentó dolor lumbar y sensación de hipoestesia. Ante la tórpida evolución del cuadro, el 23/11/2017 se decidió reintervenirlo de artrodesis vertebral L3-L4 y L4-L5 y laminectomía de L5. Después ingresó en el HUVA -Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia- por ciatalgia y otros síntomas, por lo que se le hizo revisión de la artrodesis lumbar de urgencia y drenaje y limpieza de colección purulenta, con posterior extracción de material por infección y rechazo de material de osteosíntesis. La evolución fue también tórpida, con ingreso a cargo del servicio de medicina interna/infecciosas, retirada del resto de material de osteosíntesis, etc, hasta que en 2019 se le diagnosticó paresia, ya sin posible solución quirúrgica. El paciente sufrió además ansiedad, depresión y tto en la unidad del dolor del HUVA.

Por estos hechos la paciente acudió a la ASOCIACIÓN EL DEFENSOR DEL PACIENTE, quien derivó el caso al letrado especialista Ignacio MartínezTras el estudio pericial se concluyó que, además de vicios en el consentimiento informado, hubo dilación en el diagnóstico de la infección, que por añadidura se trató negligentemente: la elección de antibióticos no fue correcta; la retirada de material de osteosíntesis fue parcial; y no se siguieron las indicaciones terapéuticas de la unidad de infecciosas.

Por ello se interpuso reclamación patrimonial y posterior demanda contra el Servicio Murciano de Salud y el centro concertado, quienes en un primer lugar declinaron toda responsabilidad. Sin embargo, antes de la celebración del juicio se ha llegado al acuerdo indemnizatorio referido, con lo que será archivado el procedimiento judicial.

El letrado del procedimiento ha sido Ignacio Martínez, abogado especialista en derecho sanitario y adscrito a la Asociación el Defensor del Paciente.

 

Volver arriba