Saltear al contenido principal

Condena a indemnizar a una paciente murciana por quedar inválida tras una cirugía de espalda

La Sentencia será recurrida porque la cuantía indemnizatoria no se corresponde con la gravedad de las secuelas.

Con fecha 8 de julio de 2020 se ha dictado sentencia por el Juzgado de Primera Instancia nº 37 de Madrid (adjunta), por la que se condena a las aseguradoras ASISA y SEGURCAIXA a indemnizar a una paciente con 200.000 euros -más intereses sancionadores-, por daños medulares secundarios a una cirugía de espalda. El abogado del procedimiento ha sido Ignacio Martínez, quien prepara ya el recurso de apelación por considerar la indemnización claramente insuficiente.

El 4/9/17, en Hospital La Vega de Murcia capital, fue intervenida Doña J.O.L. -de 68 años de edad y residente en dicha ciudad- de artrodesis vertebral lumbar para corrección mecánica de escoliosis, siendo que por fractura inadvertida sufrió una compresión de cola de caballo por la que no se la reintervino hasta el día siguiente de descompresión lumbar por fractura de vértebras con fragmentos impactados en canal, cuando ya clínicamente no se encontró mejoría. A resultas de lo anterior la paciente sufrió lesiones muy severas con paraparesia multirradicular grave, que la ha relegado, a pesar del tratamiento rehabilitador, a una silla de ruedas con necesidad de ayuda de terceros.

Leer más

Demanda por operar la rodilla equivocada contra el Hospital La Vega

UN JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE MURCIA ADMITE A TRÁMITE LA DEMANDA CONTRA EL HOSPITAL LA VEGA POR OPERAR LA RODILLA EQUIVOCADA A UNA PACIENTE 

Imagen relacionadaPor decreto dictado el 2o de septiembre 2019 (ver adjunto) por el Juzgado de Primera Instancia nº 10 de Murcia, se acuerda admitir a trámite la demanda por operar la rodilla equivocada interpuesta por una paciente contra el HOSPITAL LA VEGA GRUPO HLA S.L. de Murcia.

En dicha demanda la afectada reclama al citado Hospital porque con MANIFIESTA IMPRUDENCIA PROFESIONAL el equipo médico encargado de asistirla LE OPERÓ LA RODILLA SANA.

Leer más
Volver arriba